Las conmociones cerebrales son cada vez más frecuente en los deportes de contacto. Este tipo de lesiones pueden traer severas consecuencias, tanto agudas como crónicas. Por esta razón desde la Sub Comisión médica de la Unión de Rugby de Rosario queremos informar sobre estas lesiones y el correcto manejo de las mismas.

Conmoción Cerebral

La conmoción cerebral es una lesión traumática, generalmente causada por un traumatismo en la cabeza del deportista, que genera una alteración funcional a nivel cerebral.
Esta lesión puede manifestarse con uno o varios síntomas, siendo los más comunes el dolor de cabeza, mareo, nauseas, confusión, desórdenes de memoria o problemas de equilibrio.
Es muy importante saber que la pérdida del conocimiento solo ocurre en menos del 10% de las conmociones cerebrales y que NO es un requerimiento para hacer un diagnóstico de la misma, incluso conmociones cerebrales con consecuencias graves suceden sin pérdida del conocimiento.

En todos los casos, un jugador que sufre una conmoción cerebral TIENE QUE SALIR DEL CAMPO DE JUEGO y necesita una atención médica profesional calificada.

Los niños y adolescentes por la susceptibilidad de sus estructuras neurológicas son los más vulnerables de padecer conmociones cerebrales y sus infrecuentes, pero severas complicaciones. Estas complicaciones pueden darse por un primer episodio, pero en su gran mayoría suceden cuando el jugador sufre un nuevo traumatismo de cráneo cuando su cerebro no se ha recuperado totalmente del primero (SEGUNDO IMPACTO). Es por esto que un deportista con una conmoción cerebral no debe realizar deportes de contacto por un periodo mínimo de 3 semanas.

Siempre que haya un jugador con una conmoción cerebral se debe sospechar que el mismo puede tener una lesión de la columna cervical y proceder con las medidas de inmovilización correspondientes.

Los deportistas que han tenido una conmoción cerebral o con una sospecha de la misma deben:

  • NO quedarse solos durante las primeras 24 horas
  • NO consumir alcohol hasta tener autorización médica
  • NO conducir vehículos en las primeras 24hs y hasta no tener más síntomas.

En caso de que el jugador tenga alguno de los siguientes signos debe ser inmediatamente derivado a un centro médico especializado:

  • Dolor de cuello agudo
  • Deterioro del conocimiento (somnoliencia)
  • Aumento de confusión o irritabilidad
  • Dolor de cabeza fuerte o en aumento
  • Vómitos repetidos
  • Inusual cambio de comportamiento
  • Convulsiones (sacudidas)
  • Visión doble
  • Debilidad o cosquilleo/ardor en brazos piernas

En todos los casos de sospecha de conmoción cerebral se recomienda que el jugador sea evaluado por un profesional de la salud para que emita un diagnóstico y orientación, aún cuando hayan desaparecido los síntomas.

En su gran mayoría, los resultados de los estudios por imágenes son normales, pero esto no quita que el paciente tenga una lesión por alteración funcional del cerebro que solo se detecta por el examen físico. Los estudios por imágenes como radiografías, tomografías y resonancias magnéticas, solo sirven para descartar complicaciones como sangrados cerebrales o fracturas craneales.
El reposo es el principio básico del tratamiento de la conmoción cerebral. Esto implica descanso del cuerpo: ‘reposo físico’ y descanso del cerebro: ‘reposo cognitivo’.

Lo que significa evitar:

  • Actividades físicas tales como correr, andar en bicicleta, nadar, etc.
  • Actividades cognitivas, tales como tareas del colegio, deberes en casa, leer, televisión, video juegos, etc.
  • Después de haber realizado un período de reposo total y habiendo desaparecido los síntomas se recomienda un descanso de partidos y del entrenamiento con contacto por un mínimo de 2 a 3 semanas y el deportista debe seguir un Programa Gradual de Retorno al Juego (GRTP), controlado por un médico especializado.

Cualquier jugador que:
• Sufra una segunda conmoción cerebral dentro de los 12 meses
• Tenga una historia de múltiples conmociones cerebrales
• Requiera prolongados períodos para su recuperación
• Sufra conmociones cerebrales por traumatismos cada vez menores

Debe ser evaluado por un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud con experiencia en conmociones cerebrales relacionadas al deporte quien definirá la continuidad del jugador en la práctica deportiva. Para que todos los jugadores puedan practicar rugby de manera segura es de suma importancia que todos los involucrados a esta comunidad deportiva tomemos conciencia de la importancia del correcto manejo de las conmociones.

Fuente:

Dr. Franco Della Vedova
Mat. 19280 – Reg. Esp. 40/514
Especialista en Ortopedia y Traumatología
Medicina del Deporte.
Sub-Comisión médica U.R.R.
Educador Médico World Rugby (IRB)
dellavedovafr@gmail.com

Artículo original publicado en Diario Ñandú, Prensa del Rugby de Rosario y la región.

Golpe-en-la-cabeza-rugby-Nandu

Te gustaría compartir este contenido?

Si te interesó este artículo, te recomendamos también leer:

Compartinos tus dudas o pensamientos. Dejá tu comentario:

Sobre Dr. Ignacio Dallo

Graduado de médico en la Universidad Nacional de Rosario, realizó su residencia en ortopedia y traumatologÍa, y se especializó con estudios de postgrado en Medicina y Ciencias del Deporte. El Dr. Ignacio Dallo realiza artroscopia de rodilla y hombro, ecografía músculo esquelética para diagnóstico y como guía para infiltraciones y se dedica a estudiar y a aplicar las terapias biológicas autologas (plasma rico en plaquetas y células madre de la médula ósea) para mejorar el potencial de cicatrización de los tejidos dañados (lesiones músculo tendinosas y del cartílago articular).