Artículo original publicado en la sección Noticias de la página web de la AFA.

Resumen del Curso Médico de Equipo – Todo sobre el evento en la AFA

La AFA y la Asociación Argentina de Traumatología del Deporte realizaron la décima jornada conjunta en el predio Julio Grondona. 

En el marco de la Copa América Centenario, la Asociación del Fútbol Argentino y la Asociación Argentina de Traumatología del Deporte (AATD) desarrollaron la décima jornada de Curso Médico de Equipo, en el Predio de Ezeiza.

El Comité Organizador estuvo integrado por los Doctores Rafael Revoredo (Director del Departamento Médico de la AFA), Donato Villani (Coordinador Médico de Selecciones Nacionales), Daniel Martínez (Médico de la Selección Nacional) y Daniel Stumbo.

Rafael Revoredo, Director del Departamento Médico de la AFA, dio inicio a la jornada diciendo: “Antes de comenzar les quiero hacer llegar el saludo del presidente de la casa, Luis Segura, y agradecerles su presencia aquí”.

Hechas las presentaciones, fue Walter Mira, representante de la Comisión Nacional Antidopaje, quien tomó el micrófono y comenzó con el primer temario del día: el estado actual del control antidoping en el fútbol argentino. Entre las sustancias que se trataron estuvieron los glucocorticoides, los estimulantes, anabólicos, entre otros.

Sobre las sustancias corticóideas, el doctor Mira dijo: “No es que se cambió el reglamento con respecto a dicha sustancia, siempre existió. Lo que cambió es el método de cumplimiento en Argentina”, y agregó: “El corticoide es una sustancia prohibida dentro de la competencia y fuera de la misma. En el fútbol la competencia comienza 12 horas antes, pero el equipo tiene inscripto su plantel en la AFA con anterioridad y eso habilita a que haya control de doping cualquier día”.

También aclaró en qué momento el uso de dicha sustancia puede ser penada: “Si el mismo se aplica vía intramuscular, oral, intravenoso o rectal su uso estará prohibido y no va a haber forma de que no haya una pena”.

La mañana continuó con el bloque de Nutrición: aspectos bromatológicos en el deporte. El primero en disertar sobre dicho tema fue el Lic. Luciano Spenna, quien abordó las diferentes dietas que se le pueden brindar a un jugador de fútbol u otro deportista: “La idea es tratar de trabajar con el deportista y sobre ellos, en pos de poder implementar una dieta que pueda consumir”, fueron sus palabras.

Tras finalizar la primera parte de la exposición, las Dras. Cristina Rivas y Laura Gubbay se abocaron a explicar sobre los aspectos bromatológicos en el deporte: “En esta charla vamos a hablar sobre los microorganismos nocivos, que vamos a tener que saber evitar”, comenzaron diciendo y continuaron: “El agua es el alimento que provoca mayores enfermedades alimentarias. Principalmente cuando el jugador viaja a otro país, porque la gente de dicho lugar ya está inmunizada a las bacterias que se pueden encontrar, pero el deportista no”. Entre los temas tratados estuvieron: el lugar donde se preparan y almacenan los alimentos, quiénes los manipulan, los causantes de las infecciones alimentarias, entre otros.

El Dr. Ignacio Dallo mostrando las diferentes terapias a aplicar en una lesión del cartílago.

El Dr. Ignacio Dallo mostrando las diferentes terapias a aplicar en una lesión del cartílago.

¿Y la tercera parte? Estuvo dedicada a los tratamientos regenerativos en las lesiones del futbolistas. Durante su desarrollo se trataron, justamente, las diferentes lesiones musculares y el PRP, dictado por el Dr. Ezequiel Santa Coloma. Luego, continuó su colega, el Dr. Ignacio Dallo, abordando las terapias biológicas en la lesión del cartílago y dijo: “El futbolista posee el 36% de incidencia de lesiones en rodillas, tobillos y cartílagos. Un caso es el de Gabriel Batistuta, que demostró cómo el cartílago se va deteriorando con el tiempo”. Para concluir dicho segmento, el Dr. Hernán Giuria habló sobre el tratamiento con terapias biológicas de la Tendinopatía.

La cuarta mesa de disertación fue sobre el tratamiento de lesiones ligamentarias y el injerto cadavérico en el deporte. El Dr. Homero De Agostino levantó el telón al hablar sobre qué se debe hacer para usar un injerto cadavérico. Luego, el Dr. Gerardo Godoy continúo con el tema, cuando se abocó a detallar en qué momentos usar dicho injerto en el fútbol. El cierre estuvo a cargo de los Dr. Arturo Makino, que habló sobre las diferncias entre el injerto cadavérico y el autólogo, y Pablo Flores Cárdenas, integrante del cuerpo médico de las Selecciones de AFA, quien presentó un trabajo científico realizado por el Departamento Médico de Viamonte y Ezeiza.

El último tópico que se trató en la tarde de Ezeiza fue: El niño y su crecimiento. Aspectos a tener en cuenta. Con la Dra. Virginia Fano, el Dr. Marcelo Blanco y el Prof. Carlos Medeiro al frente, se desarrollaron temas como el crecimiento del niño, qué hacer con los desejes de la rodilla en el fútbol infantil y el entrenamiento del fútbol en el niño.

En el ocaso de la tarde, el Dr. Fernando Locaso, médico del Club Huracán, habló de los casos puntuales de Patricio Toranzo y Diego Mendoza (quienes sufrieron un accidente con el plantel en Venezuela cuando regresaban de disputar un encuentro por la Copa Libertadores 2016), cómo fueron los tratamientos y su evolución a lo largo de los meses.

Mientras que el Dr. Arnoldo Albero y el Ort. Adrián Peláez trataron los temas del primer episodio de luxación de hombro en el fútbol y las nuevas tecnologías en botines de fútbol, respectivamente, para ponerle fin a una nutrida jornada en el Predio Julio Grondona.

Fuente: www.afa.org.ar

Te gustaría compartir este contenido?

Si te interesó este artículo, te recomendamos también leer:

Compartinos tus dudas o pensamientos. Dejá tu comentario:

Sobre Dr. Ignacio Dallo

Graduado de médico en la Universidad Nacional de Rosario, realizó su residencia en ortopedia y traumatologÍa, y se especializó con estudios de postgrado en Medicina y Ciencias del Deporte. El Dr. Ignacio Dallo realiza artroscopia de rodilla y hombro, ecografía músculo esquelética para diagnóstico y como guía para infiltraciones y se dedica a estudiar y a aplicar las terapias biológicas autologas (plasma rico en plaquetas y células madre de la médula ósea) para mejorar el potencial de cicatrización de los tejidos dañados (lesiones músculo tendinosas y del cartílago articular).